<

viernes, junio 06, 2008

Los Abuelos, primera parte



Todas las memorias que tengo de cuando era chiquita tienen un común denominador, mis abuelos están en cada una de ellas, antes no había Google, queríamos saber algo y nos sentábamos a hablar con ellos y ellos eran enciclopedias que sabían de todo y nos llenaban de su sabiduría en esas tardes de helados y juegos.

Los Abuelos maternos fueron los más cercanos siempre, mi hermano Jochy y yo éramos muy consentidos y queridos por ellos, ir al mirador a jugar pelota con el bate rojo de plástico, aprender a nadar en la piscina de club Naco, los cumpleaños, los caballitos, mencione los helados? Fueron parte importante de nuestra infancia, por que mis abuelos apoyadores y chulos tenían una heladería.

Así eran las tardes y los fines de semana y las vacaciones, Mi abuela Gladys me enseño a pintar, a hacer masa de pastelitos, a pintarme las uñas de rojo, me hizo una muñeca de trapo, a siempre ponerme mucha crema, me compraba chocolates y bueno una chulería de mujer.

Mi abuelo Paví, me enseño a amarrarme los zapatos, por las tardes hacia las tareas conmigo y con el me aprendí las tablas de multiplicar, cuando no me quería comer el hígado y me dejaban de castigo en la mesa él decía que me lo comía todo.

EL me conto como era la vida cuando “el jefe” y de cómo él nunca fue un lambón y me decía que luego de trabajar por 40 años para el gobierno y no jubilarse rico, era mejor dormir tranquilo y que nadie hablara de él.

Paví fue un gran deportista, siempre fue activo y fuerte y una de sus lecciones eran que en la mesa nunca podían faltar frutas ni dulces, en diciembre los dátiles y de vez en cuando galleticas de higo, pero a mí no me gustaban.

Porque será que vienen estas memorias de repente? Bueno los viejos esos que a veces estorban cuando ya no son tan activos, cuando se enferman de mas y cuando sus movimientos no van a la par con la vida que llevamos hoy, se nos olvida lo que fueron y nos enseñaron, mi hermano no lo olvida y por eso siempre ha sido como “su hijo mas chiquito”.

Paví no sabe que es un Ipod, pero si se sabe de memoria todas las canciones de amor que escuchaba todas las noches en “cien canciones y un millón de recuerdos”, el no sabe prender una PC ni mandar un mail, pero sabe que cuando oraba todas las noches por sus bisnietas sus oraciones llegaban derechito.

La distancia a veces es una espada de doble filo muy hiriente, paví no es el mismo de antes, está muy enfermo, sus riñones ya no funcionan y todo se está volviendo un caos, pero la vida tiene un ciclo y como las plantas “nacemos, vivimos, nos reproducimos y morimos” algo inevitable y triste pero a la vez demasiado seguro.

Me gustaría tanto que pudiera conocer a Abril, que le cantara como me cantaba a mí, que ella le jalara los bigotes como lo hacia Karla, pero Dios tiene planes diferentes a los de uno y aunque triste porque lo extraño mucho, estoy feliz porque tuve la niñez más linda que se puede tener y por los abuelos que me tocaron.

Ojala se pusiera bien, pero sé que a sus 92 años y con tantos problemas de salud es egoísta de mi parte pedir tanto, yo solo quiero que vuelva a tener su sonrisa de siempre, su buen humor y su trato afable aunque para eso tenga que tener alas y volar libre.

Te mando todos los abrazos que tenía guardados estos años y las sonrisas de mis hijas, ojala te mejoraras, te quiero mucho…Paví.
Actualizacion: Abuelito descanso en la mas profunda paz este sabado 7 de Junio en la tarde, rodeado de TODOS sus hijos, la mayoria de sus nietos y una digna representacion de los biznietos (una hermosa niña llamada Gabriela que muy pronto saldra de la panzita.)





Posted by Picasa

1 Comments:

Blogger Darkness said...

Te acompano en los sentimientos... me acordaste a precisamente mi abuelo de parte de madre cuando murio, el dia antes se encontraba rodeado de su hijos y nietos.

Sientete agradecida de duro tiempo como para conocer al menos sus bisnietos.

Que te sientas bien.

- Saluditos, by the way.

junio 08, 2008 11:39 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home