<

miércoles, enero 25, 2006

La alegría de vivir



Wendy:

Cuando llegas al asilo piensas que vas simplemente a llevarle un par de cositas a un reguero de viejos peleones y amargados qué no vas a volver a ver mas en tu vida, cuando entras la imagen qué tienes es tan deprimente, sigues caminando y te encuentras con una viejita qué te pide 10 pesos para comprarse unos cigarrillos.

Luego te encuentras con un viejito muy cariñoso y te hace la historia de su vida y al final te termina pidiendo tu teléfono para llamarte para qué lo saques a pasear pues no tiene quien lo haga.Al fondo del asilo te encuentras con las viejitas mas cariñosas del mundo entre ellas mi viejita la que me robo el corazón, la señora con nombre de ángel o como ella me pidió qué le dijera ABUELITA. pues tiene años qué no escucha eso de nadie una señora de 93 años pequeñita, flaquita y con una salud increíble, su única enfermedad LA DEPRESION como casi todos los otros ancianos no tienen familia, y si tienen son personas qué tienen a mis pobres ancianitos botados y olvidados.

Algo que me contó abuelita fue qué la mayoría de las personas (doctores, enfermeras, trabajadores) qué laboran diariamente en el asilo son personas sin sentimientos ni escrúpulos y les roban el dinero, cosas personales, su ropa, incluso sus frutas y demás, me pidió qué volviera a verla pues nadie la visita y ella se siente muy sola..Le tengo mucho cariño a mi nueva abuelita y me duele qué haya personas como esas que le roban lo único que tienen a estos ancianitos indefensos que necesitan mucho amor y les pido a los qué lean esto qué vayan al asilo San Francisco de Asís y visiten al menos un ancianito.

tu hermana Stephanie

---------------------------------------------------------

"No me deseches en el tiempo de la vejez; no me desampares cuando mi fuerza se acabe. Aun en la vejez y en las canas, no me desampares”.

La sociedad contemporánea, ciberespacial, ultra moderna, consumista y elitista, los microchips, los robots, todos estos aparatos de ultima tecnología muy complicados que solo mentes de esta generación son capaces de utilizar.

Cuando nos mencionan la palabra viejo, nos viene a la mente “objeto obsoleto o fuera de uso” cuando pensamos en la palabra vejez creemos qué no nos pasara a nosotros, que ese vigor, ese divino tesoro nunca se acaba y que un día como por arte de magia haremos este proceso reversible y habremos encontrado la fuente de la eterna juventud.

Toda clase de mitos y creencias socioculturales se dicen sobre la “tercera edad” ya cuando una persona pasa los 40 le es casi imposible mantenerse en el competitivo mercado laboral, donde se solicitan “jóvenes con experiencia” de 25 a 35 años, la publicidad nos llena la cabeza con mensajes como “para verse siempre joven” “tan joven como el primer día” esto nos va comiendo el inconsciente con la idea de que hacerse viejo no es bueno.

Ahora los abuelos estorban, les hemos quitados sus roles, ya no son los que aconsejan, no los queremos en el medio porque son muy lentos, porque no van al ritmo de nuestros tiempo, algunos por que están pasados de moda y no se les puede hacer caso, sin saber que su casi extinta vida se nutre con el afecto, el compañerismo, los regalos, las palabras tiernas, el hacerlos sentir bien el tiempo que les queda.

Los asilos están llenos de abuelitos con sonrisas arrugadas y cuentos color sepia, donde esperan que alguien se conmueva y les lleve cariño o que algún familiar esporádicamente aparezca.

Otra cosa que no permite una vejez saludable es que muchos países incluyendo el nuestro no tienen un programa de seguridad social, las pensiones y jubilaciones son limosnas tan pequeñamente absurdas que dan pena y que los gobiernos no creen proyectos para asegurar una vejez seguro no es una sorpresa, pues tampoco se promulgan leyes para llevar una vida segura.

A veces sin saber les hacemos daño, ellos que saben más que nosotros porque han vivido más, los que saben contar los verdaderos hechos de la historia mejor que en los libros, esos de voz pausada y caminar lento.

"No importa lo viejo que seas sino cómo lleves la vejez". Proverbio chino

Creo de lo que debemos cuidarnos todos es de la vejez mental, esa vejez que se come el espíritu espontáneo y feliz que llevamos dentro, esa capacidad de reír a los problemas, de cantar bajo la lluvia y de vivir eternamente enamorados, el mundo se esta convirtiendo en un pueblo fantasma, pues cada vez logramos nuestras metas mas rápido, nos sentimos satisfechos con poco y la vida nos pasa por delante como una película y nosotros estas muy cansados ya para ser los protagonistas.

Para todos aquellos que vivimos en este mundo, lo que importa realmente es la manera en que afrontemos nuestra vejez.

18 Comments:

Blogger Pototo said...

Esa es una de las razone por la cual me gusta la cultura oriental, por el lugar donde tienen a sus mayores. Yo estuve un año de voluntario en un asilo, y en realidad eso da pena. Incluso los que trabajan ahi los tratan como si fueran un estorbo.

Se ha olvidado que ellos fueron jovenes un momento, y tenian las mismas inquietudes, los mismos deseos que tenemos nosotros. Pero ellos tienen algo que nosotros no tenemos, la experiencia.

Yo en realidad lamento que no puedo estar en presencia de mis viejos porque ellos estan en santo domingo y me da mucha tristeza leer este post porque me acuerda cuando estuve en el asilo.

enero 25, 2006 12:33 p. m.  
Blogger Kandy said...

Qué decirte Wendy! Tengo una tía a la cual le encanta trabajar con abuelitos y siempre he pensado en la suerte que tienen muchos que llegan a sus manos porque es profesional, cariñosa sobre todo y le da tanta luz a aquellos que se sienten solos... Creemos que no nos pasará y siempre pienso que debemos comportarnos como queremos que se comporten con nosotros...

enero 25, 2006 12:42 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

aqui tu alma gemela www.lecheconborraja.blogspot.com

enero 25, 2006 1:26 p. m.  
Blogger Aristóteles said...

"El que enaltece a su padre, tendrá larga vida y el que obedece al Señor, es consuelo de su madre... Hijo, cuida de tu padre en su vejez y en su vida no le causes tristezas; aunque se debilite su razón, ten paciencia con él y no lo menosprecies por estar tu en pleno vigor".

Eclesiástico 3, 6. 12-13

Saludos fraternales.

enero 25, 2006 2:20 p. m.  
Blogger La Voz Rebelde said...

mucha de la historia que se, fue pasada a mi por personas adultas. O mas bien ancianos. Me gusta hablar con gente que vivio la epoca que me atrae. Me gusta el pasado, porque el futuro va a hacer el mismo. Solo en otros tonos. Un viejito me dijo Salvador ponte a leer, escuchar, y despues habla.

enero 25, 2006 3:26 p. m.  
Blogger Mawrur said...

Cuidémosles, pretémoles más atención... aunque sea por egoismo porque todos llegaremos y esperemos que no nos veamos olvidados en los guardamuebles o los asilos.

enero 26, 2006 4:13 a. m.  
Blogger máximo de la cruz said...

la experiencia nunca es buena despreciarla,en nuestro pais debemos de luchar por una seguridad social justa para nuestro trabajadores y ancianos que vivan de manera justa la ultima etapa de su vida.

enero 26, 2006 10:53 a. m.  
Blogger Bohemia said...

No es justo el trato que reciben...será el que recibiremos...Por fortuna en mi hogar mis ancianitos tuvieron su lugar pero, no siempre sucede eso...

Gracias por este post tan necsario.

enero 26, 2006 11:09 a. m.  
Blogger Lisa said...

Te imaginas que todos tuvieran la misma oportunidad?! Que grandioso, seria que la mayoria de nosotros nos demos cuenta que esos viejitos pasaron mas que nosotros, saben mas sobre experiencias y ha platicar con ellos es tan divertido, proque cuando Yo lo hago con mi abuela, y empiezo a hacerle pregunta, es la mejor sensacion que puedo sentir, y al verla, solo me pregunto, si llegare hacer como ella...

enero 26, 2006 11:47 a. m.  
Blogger Isare said...

Es que la sociedad en que vivimos, ha puesto por debajo la vejez, toda modernidad ha sumplementado todo lo viejo que no es necesario.
Todo depende de la forma que fuimos criados y veamos las cosas.
De mi parte, no tuve la oportunidad te conocer a ninguno de mis abuelos, porque murieron cuando era muy pequeña, pero he tenido la oportundiad de adoptar abuelos que me han enseñado la manera de ver las cosas y me han hecho dar cuenta que la vida es ma que una ruleta de girar...

Gran tema!

enero 26, 2006 12:01 p. m.  
Blogger alma said...

Con un poco de consciencia y una chispita de humanidad, te olvidas de la edad del que tienes delante y sólo ves a una persona.
Me encantó la fotografía, gracias por compartirla.
;)

enero 26, 2006 4:09 p. m.  
Blogger Sarah said...

Ahora que estoy lejos de mi familia y no puedo estar cerca de mi gente favorita, mi madre y mi abuela es que me doy cuenta lo importante que son para mi.

Mi abuela esta en una etapa muy dificil, pero esa vieja, mi viejita querida es lo mas querido que tengo.

Hermosa forma de mostrarno tu punto vista.

enero 26, 2006 8:11 p. m.  
Blogger ..::: bLoNdiE :::.. said...

la forma en la que tratan a los mayores es horrible... ir a un asilo es deprimente... a uno sele parte el alma...

enero 26, 2006 8:19 p. m.  
Blogger Coffee said...

Cuando vives una vida llena de trabajo, con muchas amarguras y depresiones ocultas que los matan, es dificil tomar la decision de ir a un asilo de ancianos, por ejemplo y escucharlos y entregarles cariño, cuando lo que verdaderamente queremos es ser escuchados y recibir cariño nosotros, el punto "solución" es mucho mas complejo de lo que pensamos, yes que lo que debemos hacer o por donde debemos comenzar es donde se cambia la sociedad completa, el hacer cosas para sentirnos bien TODOS,por que por el ritmo de vida que llevamos, nos estamos poniendo viejos por dentro.

Si estas bien tu, entonces estamos bien todos.

Saludos!!

www.elbosquevetusto.blogspot.com

enero 26, 2006 10:36 p. m.  
Blogger Naboria Daca said...

Hola Wendy! es linda la manera en que demuestras tu sensibilidad hacia estas personas, involucrandote con alguno de ellos, y no solo hablando, como hacemos muchos...Te he invitado a un juego sobre tus hábitos...si te interesa participar visita mi blog..:)Un abrazo

enero 27, 2006 2:00 p. m.  
Blogger Baakanit said...

Cual fue el asilo que visitaste? Donde queda? porque estoy casi seguro que hay varios que se llaman San Francisco de Asis.

Duele mucho ver la forma en la que nuestros ancianos son tratados. En nuestro pais(Rep. Dom) no hay ninguna seguridad para ellos.

Aquí en New York, como existe una minima seguridad para los ancianos, los hijos se olvidan de sus padres y dejan que el gobierno, los mantenga, les de amor, cariño. Como quiera es malo.

Gracias wendy por recordarnos que la vejez esta a la vuelta de la esquina.

"el mundo se esta convirtiendo en un pueblo fantasma, pues cada vez logramos nuestras metas mas rápido, nos sentimos satisfechos con poco y la vida nos pasa por delante como una película"

Muy de acuerdo con estas líneas. Esa satisfacción que sentimos con poca cosa, es lo que causa que se nos mueran las ganas de llegar mas lejos.

Cuidate Wendy, gracias por tu aporte!

enero 29, 2006 3:31 p. m.  
Blogger Umma1 said...

No hay seguridad para los viejos en el mundo entero. No es cierto que en Oriente la pasen mejor.
Japón por ejemplo, que tiene un exceso de población en su minúsculo territorio, manda a sus ancianos a geriátricos de lujo, fuera de su país.Los destierra.
En los paises latinoamericanos, sin excepsión, sufren el castigo de sus magras pensiones, del olvido, la violencia de un medio social que ha sobrepasado todos los límites.
Pero ojo, de un olvido que es un negar, porque la gente más joven tampoco puede.
La vida se ha prolongado mucho. Y para los que estamos en carrera, nuestras posibilidades no son las mismas que en los tiempos de nuestros abuelos.
La gente vive en pocos metros cuadrados, una matrimonio con sus hijos, y sus padres. Los padres se vuelven mayores, las patologías propias de la edad, los olvidos,etc, ponen en riesgo la seguridad de esa familia que está pasando día a día la suya.
Magros salarios, jornadas interminables de trabajo, todo tipo de maltrato en sociedades malhumoradas, violentas,alejadas de toda justicia. Llega un momento en que a los adultos no les dan ni los espacioes, ni las posibilidades psísquicas para sostener tanta gente y tantas cosas.
La única forma de solucioar el problema de la vejez (si quieren alguna vez, podemos hablar de la niñez), es mejorarar las condiciones de vida de aquellos que deben hacerse cargo de cuidar a sus padres ancianos, que es una tarea full time.

enero 30, 2006 11:29 a. m.  
Blogger ۞ D said...

really moving...

febrero 01, 2006 8:23 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home